En 1737, Don Juan de Lezica y Torrezuri, luego de contraer una extraña enfermedad llega a Buenos Aires donde, al ser desahuciado por los médicos de la época, recuerda los prodigios de la Virgen de Luján y así es traído en carretón ante la Santa Imagen. Curado milagrosamente por Nuestra Señora retorna agradecido al alto Perú, donde permanecerá 11 años. En 1748 decide regresar a España acompañado de su familia, con tal fin viaja a Buenos Aires y al llegar vuelve a enfermar, nuevamente acude a la Santísima Virgen de Luján, es curado con una mezcla de agua de manantial y aceite de la lámpara de la Virgen. Inmensamente agradecido por el segundo milagro decide levantarle un templo a la Santísima María, aunque la promesa se cumpliría años luego.

Don Juan de Lezica pasa a formar parte del Cabildo de Buenos Aires en 1750. Años más tarde el Obispo de Buenos Aires, Mons. Marcellino y Agramont nombra a éste Alférez Real 'Director Administrador de la obra del nuevo templo'. Luego de muchas dificultades de orden legal comienza la construcción del nuevo templo el 24 de agosto de 1754. La ubicación del Santuario fue elegido mediante un decreto del gobernador, los templos debían erigirse frente a la plaza pública, lugar que ocupa hoy en día.
 
En 1763 se inaugura finalmente la obra (que años despues continuaría Padre Salvaire) siempre estando al frente Lezica, que para entonces había sido nombrado 'Fundador, Bienhechor y Sindico del Santuario de Nuestra Señora de Luján'

Breve Reseña Biográfica

Nacido el 26 de junio de 1709 en Vizcaya, España. Desde chico mostró tener afición por las matemáticas, por lo que se presume que haya tenido estudios de ingeniería en Sevilla, dado los trabajos que le encomendó el reino de España.

Llega a este continente cuando es comisionado por Fernando V para reparar el Puerto del Callao, en el reino del Perú, luego de recorrer casi todo América finalmente se radica en la zona del Alto Perú (hoy Bolivia), donde administró una hacienda de cocal.
Contrae matrimonio con Doña Elena de Alquiza y Peñalba y decide redicarse en La Paz, donde comienza a comercializar con mulas en todo el ámbito del territorio del Río de la Plata.
Don Juan muere a los 75 años de edad en el mes de abril de 1784.


 

TE PARECE INTERESANTE? DEJANOS TUS COMENTARIOS

Código de seguridad
Refescar

Publicidad Descubri Luján