Misa Central Peregrinación a Luján

Basílica de Luján: “¡Soy de la Virgen, nomás!”

 

“¡Soy de la Virgen, nomás!”. La histórica afirmación del Negrito Manuel, fiel custodio de la imagen de la Virgen en el Siglo XVII, sirvió como punto culminante de la homilía que el Arzobispo Mario Poli dirigió a miles de fieles, en la Plaza Belgrano de Luján durante la misa central de la 39° Peregrinación de la Juventud.

Antes, el prelado porteño había advertido que “la Fe no se negocia” y sugerido la enfática respuesta del Negrito “si alguien nos quiere separar de nuestra Madre”. Luego, para cerrar, con un saludo del Papa Francisco, despertó el aplauso de las más de 50.000 personas que participaron de la celebración religiosa.

 

A esa hora, las 7.30, todavía era incesante la llegada de peregrinos al centro de la ciudad por la calle Las Heras. “Vamos que no nos duele nada, esa es la alegría que nos pide Francisco”, alentaba Gustavo, de la Parroquia “Niño Jesús” de Lugano, a los extenuados caminantes. Algunos de ellos hasta cumplían con la orden del Papa, “hagan lío”, y entraban a la plaza al ritmo de los bombos y los tamboriles.

 

Sin embargo, al amanecer del domingo, muchos de los peregrinos ya habían emprendido el regreso, tras visitar a la Virgen en la Basílica, este año nuevamente abierta al público después de las restauraciones en su interior. “Hay que fluir” era la principal consigna en el templo, ya que durante casi 24 horas fue incesante el paso de fieles, que buscaban la bendición de la Patrona de los Argentinos.

 

De este modo, la mayoría de los peregrinos que con tanto sacrificio llegaron a Luján permanecieron en la ciudad unas pocas horas. “Tuvimos que atender a algunos que se desmayaban cuando veían la cola para tomar el colectivo”, sonrió Gonzalo Fuertes, Director General de Emergencias del gobierno porteño, que montó un operativo de asistencia.  

 

De hecho, la Cruz Roja de Luján atendió a casi mil personas sólo en la Plaza Belgrano, en el transcurso de la peregrinación, lo que permite medir la masividad de la convocatoria, potenciada en 2013 por el Papa argentino. Desde el sábado al mediodía hasta entrada la mañana del domingo fue incesante la llegada de peregrinos desde los más diversos puntos del país y también del extranjero.  

 

¿Qué los movió a caminar 58.800 kilómetros desde Liniers a Luján durante un promedio de 16 horas de peregrinación? La respuesta la dio el mismo arzobispo Poli en el inicio de su homilía: “La Fe que te sacó de tu casa, peregrino”, dijo y –en consonancia con el lema “Madre, cuida la Fe de tu pueblo que camina”- llamó a cuidar “las cosas de la Fe que Dios quiso revelar a los pequeños, a los más humildes”. Los más humildes que, sin dudas, volvieron a ser protagonistas de esta peregrinación que, Francisco mediante, quizás haya sido la más masiva de su historia.  

 

 

- Textos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

- Fotos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Agradecemos muchísimo la buena predisposición y generosidad de: Aeroclub Luján, Luján Saludable, Alfonso Naveira y Pedro Bevilaqua

 

 

Twitter #caminamos con fe

Twitter #lujan2013

Twitter #peregrinacionalujan

JPAnghileri Los 8 de Diciembre tienen el sabor de la melancolía, de ir juntos con @danielscioli y @karinarabolini a la… https://t.co/k1kfDawM7S
Mara198416 @AlertasTransito buen día! Alguna novedad sobre el #Tránsito mañana durante la #PeregrinaciónALujan ?