En el acceso principal a Luján, vecinos y visitantes pueden apreciar un monumento en el que se alza un caballo de bronce sobre un pedestal, aunque no todo el mundo sabe a ciencia cierta cual es el origen o motivo de su emplazamiento. Se trata del Monumento al Caballo Criollo, pero más precisamente a los caballos Gato y Mancha, que en 1925 unieron Buenos Aires con Nueva York, con el propósito de demostrar al mundo la nobleza del caballo argentino, según fuera voluntad del suizo Aimé Félix Tschiffely.

La travesía de Gato y Mancha, de 16 y 15 años respectivamente, pertenencia de Emilio Solanet, comenzó en las puertas de la Sociedad Rural Argentina en Buenos Aires, el 24 de abril de 1925. Jineteados por el profesor suizo Aimé F. Tschiffely, su recorrido abarcó poco más de 21.000 km desde allí hasta Nueva York en un total de 3 años, 4 meses y 6 días.

Mancha y Gato llegaron de regreso a Buenos Aires el 20 de diciembre de 1928 y murieron años luego en 1947 y 1944, a los 40 y 36 años de edad en la Estancia "El Cardal". Hoy día se los puede apreciar embalsamados en exposición en el Museo de Transportes del Complejo Museográfico Provincial "Enrique Udaondo" de la Ciudad de Luján.

En conmemoración de la fecha en que se cumplió la travesía, el Honorable Senado de la Nación Argentina y la Cámara de Diputados, han designado el día 20 de septiembre de cada año como el "Día Nacional del Caballo". Sin embargo, en Luján también tienen ellos su día, ya que en 1991 se estableció que el 23 de abril, fecha de su partida a Nueva York, sea el Día del Caballo Criollo. 


Comentarios   

 
#1 Caballo criollo del acceso a LujanMOYA OSVALDO CESAR 23-10-2013 16:33
Quisiera que alguien me rectifique, pero ese caballo, fue hecho en Mendoza, por el escultor CHIPO CESPEDES,para el Sr.MONETA.
Calculo hace 18 años. Gracias
 

Publicidad Descubri Luján